https://www.youtube.com/watch?v=TEx-n58I17M

Loading...

sábado, 11 de febrero de 2017

La financiación capitalista de la Revolución Bolchevique


Hacía tiempo que estaba buscando nexos de unión entre la revolución bolchevique de 1917 en Rusia y la financiación por parte de grandes capitalistas de dicha revolución.


Aparentemente es una paradoja que los rojos marxistas se alíen con los depredadores capitalistas monopólicos, pero he llegado a la conclusión de que existen intereses comunes en esta alianza, como era disponer de un lugar donde tener posibilidad de instalar empresas bajo un solapado régimen comunista que solo se aplicaba a las empresas del país, nacionalizadas por el aparato del Estado, mientras que las extranjeras que se afincaban no eran expropiadas. Cuando el villano Lenin expropiaba a los campesinos, pequeños productores, de su cosecha "para dárselo a los pobres" (léase para gente del Partido Comunista), las empresas extranjeras propiedad de los que habían financiado el movimiento revolucionario tenían carta blanca para estar allí sin que ningún soviet viniera a echarlos de su propiedad.

He hallado un trabajo bastante elaborado que muestra con datos bastante precisos todo el proceso de transformación de la Gran Rusia en un estado cautivo para ciertos capitalistas usureros que usaron este país para sus propósitos de realizar inversiones capitalistas protegidas por el bolcheviquismo.

También se habla de la revolución china de 1911 en la que se depuso al último emperador chino. Y consta que fue financiado por capitalistas de Wall ST donde igualmente se usó dicha revolución para favorecer la instalación de empresas de capital extranjero.

Los grandes capitalistas monopólicos banksteristas tienen un sueño claro: tener a las sociedades adormecidas, esclavizadas, con un férreo control estatal para poder someter a la gente a sueldos paupérrimos y que no den problemas a la hora de trabajar, para que a ellos les reporte beneficios astronómicos. Por eso, la "moda" de la globalización ha significado la deslocalización industrial en lugares del mundo donde estaba asentada una clase media que creaba riqueza con la expansión del consumo y aspiraba a un mundo mejor. Pero llegó un día que había que trasladar fábricas a lugares donde la explotación laboral viola todos los derechos humanos. Pero eso a los capitalistas monopólicos no les importa, pues "maximizan beneficios", con una contrapartida muy perniciosa por el desempleo ocasionado al desaparecer fábricas y extenderse la rebaja de sueldos en la mayoría de sectores, con recortes en prestaciones sociales que se habían conquistado hace décadas. Y es que en occidente nos estamos dando cuenta que las crisis pueden ser perfectamente orquestadas desde los organismos de banca central controlados por los banksters, dado que el dinero compra a cualquier gobierno, y en esta crisis es claro que el vencedor ha sido la élite banksterista, que ha logrado en estos últimos 5 años aumentar sus ganancias en un 44 % de media, mientras que los trabajadores hemos visto como nuestros sueldos han menguado o nos hemos quedado en desempleo.

Controlar la política monetaria, que debería ser el 4º poder del Estado, por parte de unos banqueros poderosos cede la soberanía del pueblo a unos pocos que hacen y deshacen con el país a su antojo, y no solo eso, no tienen un interés real en el país donde tienen asentada su banca central privada, pues son "banqueros internacionales", tienen repartidas bancas centrales privadas en la mayoría de países del mundo. Colocan en las bancas centrales a un director controlado por los propietarios de los bancos privados acoplados al sistema, marcan tipos de interés oscurantistas y fuerzan a los mercados a dejarse guiar por terrenos peligrosos de inversiones inciertas y con riesgos cuando los tipos son bajos, sin darse cuenta los inversores de la situación hasta que se toma la decisión de subir tipos cuando el riesgo inflacionario se manifiesta (por la excesiva emisión de papel moneda pues ellos crean la inflación mayormente), y luego nos vienen con el cuento estúpido que todos "vivíamos por encima de las posibilidades" y de que "la responsabilidad es de todos", cuando son los banqueros los que han actuado sin ninguna ética profesional, abusando de sus clientes con cláusulas, comisiones y demás engaños varios que el común de los mortales ni los conocía ni se les explicó, en una orgía de dar créditos y préstamos hipotecarios a cualquiera sin ninguna regulación estatal, cosa que agradecen los capitalistas seguidores de la anarquía monetarista (dinero fiat o fiduciario sin ningún patrón que respalde el valor del dinero) creada oficialmente por Richard Nixon en 1971 y donde estaría algún Rockefeller o Rothschild entremedio para alumbrar el sistema económico que tenemos desde el año citado, con flotación de divisas y con la única seguridad de la emisión del banco central.

Este es el resultado del Nuevo Orden Mundial que intentan "planificar", como si se tratase de una ideación centralista-totalitaria para poder las élites financieras mantenerse en su pedestal mientras las personas que estamos por debajo, nos peleamos por una migaja de pan, aquí y en Pekín.

Debería quedar claro este concepto, que a algunos les puede resultar difícil de asimilar (el ultracapitalismo depredador se ayuda del izquierdismo comunista en las sombras, pues si éste es financiado o apoyado por aquél se logran sociedades carentes de libertad donde se puede explotar al trabajador hasta extremos grotescos y denunciables), pero que yo hace tiempo percibí, salvo que con este trabajo que a continuación voy a ofrecer, podemos tener datos y detalles de cómo se "cocinó" la revolución bolchevique desde los aledaños de Wall ST.

También tenemos datos de cómo piensan los "dioses del Olimpo" del mundo financiero. David Rockefeller ya afirmó que "todo lo que necesitamos es una gran crisis y el mundo aceptará el Nuevo Orden Mundial". La crisis ya la tenemos, desde el 2008. ¿Qué ha sucedido? Precarización del empleo, recortes salariales. menores prestaciones sociales, desigualdad exponencial entre los ultraricos y los demás, desaparición de las clases medias. El Nuevo Orden Mundial sería la pesadilla orwelliana, un mundo mitad comunista, mitad fascista, gobernado en la sombra por una pléyade de banksters, que son rescatados por los gobiernos comprados para impedir un mercado libre de injerencias de estos lobbys para propiciar la expansión capitalista solo de los ultraricos. 

Mientras el sistema de banca central privada esté en control de los plutócratas, el mundo no será libre de esta lacra de chupasangres que hacen pactos con cualquier gobierno autocrático para conseguir sus propósitos de aumentar sus beneficios, sin revertirlos ni en las sociedades occidentales ni en las sociedades parasitarias que van creando, donde ni fomentan el consumo ni la capacidad de desarrollo de esos países con sueldos irrisorios que hacen extender la pobreza y la miseria global. 

Por esta razón, me parece EXCELENTE que presidentes como Donald Trump hayan realizado el planteamiento de cobrar tasas arancelarias a empresas de automoción que deslocalizan la producción para luego entrar los productos al mercado estadounidense. La globalización lo único que ha producido es el descrédito del capitalismo (realmente tenemos un capitalismo intervencionista, monopólico y depredador y no un capitalismo de igualdad de oportunidades y de expansión de la riqueza a todos los sectores), la expansión de China como exportadora mundial de productos de baja calidad en lugar de centrarse en capitalizarse por dentro para lograr un país próspero que pudiera hacer competencia con EEUU desde la democracia, y no desde un sistema comunista puertas adentro, parece ser que "emociona" a David Rockefeller, como cuando después de su viaje a China, publicó estas "perlas informativas":

“Sea cual sea el precio de la Revolución China, es obvio que ésta ha triunfado no sólo al producir una administración más eficiente y dedicada, sino también al promover una elevada moral y una comunidad de propósitos. El experimento social en China, bajo el liderazgo del presidente Mao, es uno de los más importantes y exitosos en la historia humana” David Rockefeller, “From a China Traveler”, en el The New York Times, el 10 de agosto de 1973.

No cabe duda que tras este "fructificante encuentro" con el mayor asesino - magnicida del siglo XX, quien mató a cerca de 79 millones de personas, el Sr. Rockefeller comenzó a montar suscursales de su entonces Chase Manhattan Bank en China. La hipocresía, el cinismo y la avaricia sirven para venderse al diablo, pero no todos valemos para eso. Diría Mr. Rockefeller ¿qué más "dal" "apoyal" al "mayol" asesino del siglo si yo me "folo"? Y así ha sido. La apertura en el 2001 - 2002 de la Organización Mundial del Comercio a China con la globalización como meta para destruir el Estado - Nación ha permitido que los grandes capitalistas hayan aumentado ganancias trasladando fábricas a localizaciones donde la mano de obra era muy barata o esclavista. Este es el logro de los plutócratas arruinaeconomías: dejarnos a los demás más pobres para ellos aumentar su riqueza exponencialmente Y ESO NO ES CAPITALISMO.

Si se logra debilitar al gobierno de cada nación por una "¿élite de financieros?" (¿realmente son élite o unos heredados vagos que lo han tenido todo en la vida y no saben lo que es la vida realmente?) que además tienen comprado a cualquier gobierno y juegan con ellos, como si fueran marionetas la mayoría de las veces, ¿cómo vamos a escapar de ese Nuevo Orden Mundial de dominación de esta nueva casta plutocrática bankerista monopólica que maneja las bancas centrales de forma privada de la mayoría de los países?

Pues no lo sé a día de hoy, pero parece ser que Donald Trump se ha dado cuenta que la estrategia seguida por los globalistas era destruir los países, su cohesión, favorecer la desintegración territorial para favorecer su dominio sobre los mercados imprimiendo recetas de ultraderecha para poder disminuir salarios, empobrecer a las clases medias, reducir empresas que tienen "costes altos de producción" (según ellos, coste alto es todo aquello que no sea casi gratis, como en China, Bangladesh, etc...)

En definitiva, este artículo es para despertar al lector que lo vea y sepa contundentemente que algunos banqueros, industriales y políticos de EEUU favorecieron el apoyo de los bolcheviques en la revolución rusa de 1917 y como contrapartida tuvieron la posibilidad de disponer de industrias en aquel país que no fueron colectivizadas pues estaban protegidas por los benefactores de aquel régimen, los ultracapitalistas, lo cual quiere decir, que fue una trampa realizada a Rusia para conseguir un país dominado por una panda de avariciosos a los que no les importó instalar un régimen monstruoso donde con el paranoico - loco Stalin se mató, según estimaciones, entre 8 y 61 millones de personas. 

Comunismo y ultracapitalismo también van unidos de la mano cuando, la Open Society Foundations del especulador-depredador George Soros ha tenido relación en apoyo a financiación de embajadas de Cataluña y a promover a personajes de Podemos como de "perfil alto" para difundir sus ideas de izquierdista de pandereta ("sociedad abierta"), cuando su interés es debilitar las naciones para poder atacarlas financieramente desde sus empresas de inversión, como ya acaeció con la depreciación de la libra esterlina en 1992 donde en un solo día se desvalorizó en un  25 %, Soros ganó 1.000 millones de dólares y desestabilizó la economía del Reino Unido de Gran Bretaña. En estos días, esos 1.000 millones los ha perdido tras su apuesta por la Hilaria Clinton, que quería gastarse los últimos cartuchos de las guerras iniciadas por los belicitas financieros en Irak, Libia, Siria, Afganistán, etc. contra Rusia, lo que no se iba a poder hacer, a menos que el botón nuclear cayera en la mano que mecía la cuna, que no era nada más ni nada menos que Soros, que era quien estaba detrás dando consejos y aleccionamiento político a la ex-secretaria de Estado.

En definitiva, aquí están las pruebas de la implicación de varios capitalistas en la revolución blochevique de Rusia.

Disfruten con la lectura y dense cuenta de la clase de personajes que son capaces de hacer este tipo de actuaciones para que naciones enteras como Rusia, lejos de haber evolucionado a un tipo de democracia tras las monarquía absolutista de corte feudal del último Zar Nicolás II, realizaron una involución hacia un régimen comunista que perjudicó al pueblo y a los medios de producción privados, y a las libertades generales de Rusia.

En defintiva, la URSS benefició a una serie de capitalistas que vieron una forma de abrir mercados, y si apoyaban la causa bolchevique tendrían asegurado un negocio en dicho país, fuera de las expropiaciones comunistas que recayeron sobre todos los rusos.

Aquí está el libro:




Magazine 60 - Pancho Villa


"La mejor manera de defenderse de los enemigos 'invisibles' es el conocimiento de la realidad y no la desinformación de sus medios de comunicación propiedad de los interesados en engañar"